Antecedentes

 

El origen de la licenciatura en Letras Clásicas y, en general de los estudios clásicos en la UNAM, se remonta a la antigua Escuela Nacional de Altos Estudios, que fue creada por Justo Sierra en 1910. En aquel entonces, en su área o sección de Humanidades se impartían cursos de lengua y literatura clásicas. El área fue reorganizada en 1913 y en ese año se creó la subsección de Letras, que incorporaba cursos de lengua y literatura clásicas.

En 1920, siete años después, se reestructuran los planes de estudio de las tres áreas de la ENAE. El área de Humanidades incorporó nuevas asignaturas entre las que se contaba la de Historia de las literaturas griega y latina. Por decreto presidencial, en 1924, el área de Humanidades se convirtió en Facultad de Filosofía y Letras y en el marco de sus estudios literarios quedaron incorporados los estudios de las lenguas y las literaturas clásicas.

En 1939, los cursos de lengua que se impartían en la Facultad se separaron en tres diferentes departamentos: Lengua y literaturas castellanas, Lenguas y literaturas clásicas, y Lenguas y literaturas modernas. Entonces se inicia la maestría en Letras Clásicas y, formalmente, los estudios clásicos. Los programas académicos que entonces guiaban la formación de los especialistas en Letras Clásicas fueron reformulados por primera vez en 1943, y sus contenidos programáticos fueron revisados nuevamente en los años de 1951 y 1956.

En 1946, se creó el Seminario de Estudios Clásicos de Griego, cuyo fin era “intensificar en la nueva generación de estudiantes de la Facultad de Filosofía y Letras los estudios clásicos, ofreciéndoles un conjunto de conocimientos de gramática, historia, literatura y filosofía griegas, así como todas aquellas técnicas culturales que los preparan para traducir textos clásicos” [1].

En 1960, la Facultad de Filosofía y Letras implementó el nivel de licenciatura para cada una de las disciplinas académicas que en ella se impartían. Con tal acción se creó el primer plan de estudios de la licenciatura en Letras Clásicas. Dicho Plan fue reformulado en 1966 y sus contenidos se distribuyeron en asignaturas de carácter tanto obligatorio como optativo. A su vez, las asignaturas optativas se organizaron en tres áreas de orientación: investigación, enseñanza y traducción.

El 5 de octubre de 1973, el Consejo Universitario aprobó un nuevo plan de estudios de la Licenciatura en Letras Clásicas en el que todas las asignaturas asumieron carácter de obligatorias y su duración fue de cuatro años. Se hicieron modificaciones importantes en su estructura curricular a partir de 1986, cuando se puso en marcha el Programa de Apoyo a las Materias Básicas: se fusionaron los contenidos programáticos de Griego I a IV con los de Versión literaria de clásicos griegos I a IV, así como los de Latín I a IV con los de Versión literaria de clásicos latinos I a IV; la asignatura de Técnicas de investigación comenzó a impartirse en dos semestres, y los contenidos programáticos de Geografía grecorromana clásica se incluyeron en las asignaturas de Historia de Grecia e Historia de Roma. Dichas modificaciones, apoyadas en estudios de trayectoria escolar de la población estudiantil, sirvieron para que, en 1996, 23 años después de la implantación del Plan 73, se presentara ante el Consejo Técnico de la Facultad de Filosofía y Letras y ante el Consejo Académico del Área de Humanidades y de las Artes un plan de estudios actualizado para Letras Clásicas.

Origen del plan de estudios vigente (Plan 96) y las modificaciones que ha tenido

 

El plan de estudios vigente de la Licenciatura en Letras Clásicas fue aprobado por el H. Consejo Técnico de la Facultad de Filosofía y Letras en su sesión extraordinaria del 16 de agosto de 1996, y por el Consejo Académico del Área de las Humanidades y de las Artes, en su sesión del 2 de diciembre del mismo año, y quedó implantado en el semestre 1997-1. Su modelo curricular pretende propiciar la permanente interacción entre sus asignaturas, obligatorias y optativas, sus cuatro áreas y subáreas de conocimiento y sus tres niveles de formación.

Las áreas y subáreas de conocimiento que integran este plan de estudios son:

 

Área de lengua

Subárea de lenguas

Subárea de evolución lingüística

Área de literatura

Subárea de literatura griega y latina

Subárea de tradición clásica

Subárea de teoría literaria

Área de historia y cultura

Subárea de historia

Subárea de cultura grecolatina

Área de apoyo a la docencia y a la investigación

Subárea de iniciación a la investigación

Subárea de didáctica

 

Por su parte, los tres niveles de formación en que se distribuyó el Plan 96 atendían dos esferas: la cognitiva y la de habilidades y actitudes. Así pues, el Nivel I iniciaba al alumno en el desarrollo de capacidades que le permitían aproximarse al manejo técnico de métodos didácticos y de investigación; asimismo, pretendía orientarlo hacia una actitud reflexiva y crítica, a fin de que fuera descubriendo en los textos y autores clásicos los valores humanísticos y su trascendencia; pretendía, al mismo tiempo, que el alumno comenzara a asumir dicha actitud crítica y reflexiva en el estudio de las historias griega y latina. Este nivel abarcaba del primero al cuarto semestre y lo integraban veinte asignaturas obligatorias y dos optativas, que el alumno podía elegir de entre un conjunto de ocho (Nivel I de asignaturas optativas) y que podía cursar en su tercero y cuarto semestres.

El Nivel II, quinto y sexto semestres, reforzaba el nivel anterior y debía propiciar en el alumno una actitud favorable hacia la búsqueda independiente del conocimiento; además, intentaba orientarlo hacia el área de especialización de su preferencia. Estaba integrado por diez asignaturas obligatorias y cuatro optativas elegibles de entre un conjunto de seis (Nivel II de asignaturas optativas), pero a las que podían añadirse las asignaturas electivas del Nivel I. Este aumento progresivo de asignaturas optativas permitía al alumno cursar aquellas que mejor satisficieran sus intereses académicos, aun cuando estuvieran ubicadas en el nivel anterior.

El Nivel III, séptimo y octavo semestres, pretendía proporcionar al alumno cierta especialización en el ámbito de su preferencia, de acuerdo con las áreas de conocimiento de la licenciatura, y apoyarlo en su actividad profesional, principalmente en el campo de la docencia. Constaba de nueve asignaturas obligatorias y cinco optativas elegibles de entre las que conformaban el Nivel III de optativas, a las que podían sumarse, igualmente, las asignaturas electivas de los dos niveles anteriores. Las asignaturas optativas del Nivel III tenían el propósito de reforzar de manera significativa el trabajo de tesis del alumno y de capacitarlo para la investigación, con el fin de apoyar su actividad profesional. Además, en este nivel se pretendía reforzar el dominio de las habilidades mencionadas y agregar a la actitud reflexiva y crítica, ya desarrollada en el alumno, la posibilidad de fomentar la disposición recreativa y fortalecer en él una actitud favorable hacia la búsqueda independiente del conocimiento.

De esta manera, el Plan 96 de la licenciatura en Letras Clásicas se inició con la siguiente estructura curricular:

  1. a) Duración, asignaturas y créditos:

Duración: 8 semestres

Total de asignaturas obligatorias: 39

Créditos obligatorios: 320

Total de asignaturas optativas: 11

Créditos optativos: 44

Número total de asignaturas: 50

Créditos totales: 364

 

  1. b) Asignaturas obligatorias por semestre escolar, nivel, área y subárea de conocimiento

 

Nivel Asignatura (hrs./cr.) Área Subárea
Primer semestre
I Latín I Lengua Lenguas
Griego I Lengua Lenguas
Nociones básicas de lingüística Lengua Evolución lingüística
Historia de Grecia I Historia y cultura Historia
Técnicas de investigación en filología clásica I Apoyo a la docencia y a la investigación Iniciación a la investigación
Segundo semestre
I Latín II Lengua Lenguas
Griego II Lengua Lenguas
Historia de Grecia II Historia y cultura Historia
Historia de Roma I Historia y cultura Historia
Técnicas de investigación en filología clásica II Apoyo a la docencia y a la investigación Iniciación a la investigación
Nivel Asignatura (hrs./cr.) Área Subárea
Tercer semestre
I Latín III Lengua Lenguas
Griego III Lengua Lenguas
Literatura Griega I Literatura Literatura griega y latina
Historia de Roma II Historia y cultura Historia
Teoría literaria I Literatura Teoría literaria
Optativa Nivel I
Cuarto semestre
I Latín IV Lengua Lenguas
Griego IV Lengua Lenguas
Literatura Griega II Literatura Literatura griega y latina
Literatura Latina I Literatura Literatura griega y latina
Teoría literaria II Literatura Teoría literaria
Optativa Nivel I
Quinto semestre
II Latín V Lengua Lenguas
Griego V Lengua Lenguas
Gramática histórica española Lengua Evolución lingüística
Literatura griega III Literatura Literatura griega y latina
Literatura latina II Literatura Literatura griega y latina
Optativa Nivel II [o del NI]
Optativa Nivel II [o del NI]
Nivel Asignatura (hrs./cr.) Área Subárea
Sexto semestre
II Latín VI Lengua Lenguas
Griego VI Lengua Lenguas
Etimología grecolatina del español Lengua Evolución lingüística
Literatura griega IV Literatura Literatura griega y latina
Literatura latina III Literatura Literatura griega y latina
Optativa Nivel II [o del NI]
Optativa Nivel II [o del NI]
Séptimo semestre
III Latín VII Lengua Lenguas
Griego VII Lengua Lenguas
Didáctica de la Etimología y las lenguas clásicas I Apoyo a la docencia y a la investigación Didáctica
Seminario de Investigación y Tesis I Apoyo a la docencia y a la investigación Iniciación a la investigación
Literatura latina IV Literatura Literatura griega y latina
Optativa Nivel III [o del NI/NII]
Optativa Nivel III [o del NI/NII]
Octavo semestre
III Latín VIII Lengua Lenguas
Griego VIII Lengua Lenguas
Didáctica de la Etimología y las lenguas clásicas II Apoyo a la docencia y a la investigación Didáctica
Seminario de Investigación y Tesis II Apoyo a la docencia y a la investigación Iniciación a la investigación
Optativa Nivel III [o del NI/NII]
Optativa Nivel III [o del NI/NII]
Optativa Nivel III [o del NI/NII]

 

  1. c) Asignaturas optativas por nivel de conocimiento y semestre recomendado:

 

Nivel Asignatura (hrs./cr.) Área y subárea Semestre
I Arte griego Historia y cultura: cultura grecolatina 3º / 4º
Arte romano
Instituciones jurídico-políticas griegas
Instituciones jurídico-políticas romanas
La vida cotidiana en Grecia
La vida cotidiana en Roma
Mito y religión griegos
Mito y religión romanos
II Didáctica de la literatura Apoyo a la docencia y a la investigación: didáctica 5º / 6º
Historia de la filosofía griega (Presocráticos a Platón) Historia y cultura: cultura grecolatina 5º / 6º
Historia de la filosofía griega (Aristóteles y el Helenismo)
La civilización bizantina
La cultura en la Nueva España
La educación en la antigüedad
III Curso monográfico de filosofía antigua Historia y cultura: cultura grecolatina 7º / 8º
Curso monográfico de historiografía griega
Curso monográfico de historiografía romana
Historia de la filosofía en Roma
Curso monográfico de poesía griega Literatura: literatura griega y latina  

7º / 8º

Curso monográfico de poesía latina
Curso monográfico de prosistas griegos
Curso monográfico de prosistas latinos
Curso monográfico de retórica y oratoria griegas
Curso monográfico de retórica y oratoria latinas
Curso monográfico de teatro griego
Curso monográfico de teatro latino
La tradición clásica en la literatura mexicana Literatura: tradición clásica 7º / 8º
La tradición clásica en la literatura universal (Edad media a Renacimiento)
La tradición clásica en la literatura universal (Del Renacimiento a nuestros días)
Literatura neolatina mexicana
Seminario de literatura comparada
Neolatín Lengua: lenguas 7º / 8º
Teoría de la traducción aplicada al texto griego
Teoría de la traducción aplicada al texto latino

 

Desde su implantación, el Plan 96 de Letras Clásicas ha sido revisado y actualizado de manera periódica. Como ya se ha visto, uno de los logros del Plan 96, producto de una larga consulta y trabajo académico al interior de la comunidad de Letras Clásicas, fue la incorporación, en tres niveles, de asignaturas optativas que, como quedó estipulado en su documento básico, ofrecía a los alumnos flexibilidad, de acuerdo con sus intereses académicos. No obstante, la Secretaría Académica de Servicios Escolares de la Facultad lo consideró un plan cerrado, dado que en el documento de fundamentación no quedó claramente establecido que el alumno podía cursar asignaturas optativas en otras carreras de la Universidad (asignaturas optativas fuera de plan). La Coordinación del Colegio, realizó el primer ajuste en el semestre 2000-2 (febrero de 2000), para que la flexibilidad del plan quedara claramente definida.

El segundo ajuste se hizo en 2001, luego de llevar a cabo varias reuniones de trabajo en las que el Comité Académico hizo un estudio detallado del proceso de implantación del Plan 96 hasta esa fecha, y de haberse convocado una reunión del pleno del Colegio, se acordó solicitar al H. Consejo Técnico de la Facultad y al Consejo Académico del Área de las Humanidades y de las Artes aprobar los siguientes ajustes:

  1. Modificación de la estructura de las materias optativas. Se solicitó que se suprimiera la denominación de Nivel I, Nivel II y Nivel III de las asignaturas optativas, a fin de que a partir de entonces se consideraran como optativas generales; además, en el marco de la Legislación Universitaria (Art. 19 del Reglamento General de Estudios Técnicos y Profesionales, vigente en esas fechas), que los alumnos de Letras Clásicas pudieran, si así lo deseaban, inscribir asignaturas en otros colegios de la Facultad e incluso en otras escuelas y facultades de la UNAM, hasta el 40% de las once materias optativas que debían cursar para cubrir el 100% de créditos.
  2. Solicitar la creación de cuatro asignaturas optativas que se consideró que podrían reforzar la formación de nuestros alumnos:
  • Literatura Latina Medieval I
  • Literatura Latina Medieval II
  • Paleografía Latina I
  • Paleografía Latina II

 

  1. Solicitar la aprobación e inclusión en el documento básico del Plan 96 de los mecanismos para el término del Plan 73.
  2. Solicitar la aprobación de un complemento a la tabla de equivalencias aprobada, que consistía en reducir el número de materias a las que no se daba equivalencia en la tabla original del documento básico del Plan 96.

 

Estos ajustes, como ya se dijo, son resultado de una primera revisión al Plan 96 y fueron aprobados por el H. Consejo Técnico de la Facultad de Filosofía y Letras el 8 de febrero de 2002 y por los CAAHyA en su sesión Plenaria Ordinaria de 2002, celebrada el 29 de julio.

El 24 de septiembre de 2004, el Consejo Técnico de la Facultad de Filosofía y Letras conoció y aprobó la Primera Evaluación Diagnóstica del plan de estudios de Letras Clásicas que, en cumplimiento con el Marco Institucional de Docencia[2], fue presentada por el Comité Académico del Colegio de Letras Clásicas. Para esta evaluación se contó con un diagnóstico realizado por un grupo de pedagogos, con el fin de identificar los elementos adecuados y las deficiencias del plan y de hacer las propuestas pertinentes para lograr un mejor aprovechamiento por parte de los alumnos.[3] Cabe mencionar que, en la Facultad de Filosofía y Letras, el Colegio de Letras Clásicas es el único que, en los últimos 20 años, ha realizado una evaluación diagnóstica de ese tipo.

Así pues, luego de revisar detalladamente los objetivos, perfil de egreso, contenidos programáticos, secuencia de los programas, métodos de enseñanza, procedimientos didácticos y bibliografía, así como estadísticas de eficiencia terminal y trayectorias escolares, se llegó a la conclusión de que el Plan 96 continuaba siendo válido y de que su estructura curricular, en general, guardaba coherencia entre sí y con respecto a las necesidades de la sociedad de ese momento.

Entre los valores y logros del plan de estudios que, gracias al diagnóstico, pudieron ser detectados sobresalen los siguientes:

  1. El plan de estudios vigente ha fortalecido la enseñanza de las lenguas, pues la secuencia y la organización de los contenidos de las diferentes asignaturas permite un avance más firme a los alumnos y evita repeticiones u omisiones de temas.
  2. La enseñanza de las lenguas también ha ampliado el campo de estudio, análisis e investigación de los textos, pues, se equilibra el manejo de la gramática y se le pone al servicio de la comprensión del texto y de su contexto.
  3. El plan de estudios vigente, en relación con el plan de estudios anterior, duplicó las horas de impartición de las asignaturas de Literatura griega, Literatura latina, Historia de Grecia e Historia de Roma, que pasaron de dos a cuatro horas por semana, respectivamente, dando como resultado que los alumnos hayan adquirido una preparación más amplia y profunda de las culturas griega y latina, y, en consecuencia, ha propiciado en ellos una mayor participación y ha desarrollado una capacidad de análisis y crítica, no sólo de la antigua cultura clásica, sino también de los contenidos y de los materiales de estudio propuestos por los profesores.
  4. El plan de estudios vigente ha requerido y, por lo tanto, ha favorecido que los profesores estén en una búsqueda continua de nuevos materiales, sin abandonar los tradicionales. Ello se ha reflejado, entre otras cosas, en la elaboración de nuevos materiales didácticos, gracias a la participación muy activa de un numeroso grupo de profesores, ya sea de una manera independiente, o incluidos en proyectos institucionales (PAPIME).
  5. El examen intermedio de lengua griega y de lengua latina que se aplica al término del cuarto semestre, ha elevado, en opinión generalizada, el nivel académico de los alumnos de la Licenciatura en Letras Clásicas.
  6. La interdisciplinariedad de las asignaturas optativas del plan de estudios vigente presentó un triple beneficio: abrió las posibilidades de proyección profesional y las perspectivas laborales de los alumnos de Letras Clásicas; los ha enriquecido por el contacto con profesores y alumnos de otras carreras, y ha permitido que los alumnos externos descubran conocimientos que son el fundamento de sus propias disciplinas.

 

En resumen, se consideró que, por la coherencia del contenido curricular del plan de estudios vigente, por la riqueza y pluralidad que brindó la inclusión de las asignaturas optativas y por el rigor científico de su estudio, el plan de estudios de Letras Clásicas, guía e instrumento de las otras disciplinas humanísticas, respondía plenamente a las necesidades humanísticas de la sociedad y fomenta en su comunidad la constante reflexión crítica de su propia disciplina y el acercamiento a las diversas corrientes filológicas.

Por otra parte, gracias a los resultados del diagnóstico realizado, a la experiencia adquirida con la puesta en práctica del plan de estudios vigente y a las continuas reflexiones y debates que se suscitaron entre los miembros de la comunidad académica del Colegio, se detectaron algunas deficiencias, aspectos susceptibles de mejora que, sin duda, continúan siendo objeto de actualización y de reflexión:

  1. La puesta en práctica de los programas de lenguas incluidos en el plan de estudios vigente demostró en su momento que, si bien los contenidos estaban completos, no estaban equilibrados a lo largo de los ocho semestres. En busca de este equilibrio, se realizaron múltiples reuniones con los profesores del área, para revisar y actualizar los programas de las asignaturas de Latín I a VIII, y Griego I a VIII.
  2. Del mismo modo, los profesores del área de literatura, al poner en práctica los programas de las asignaturas Literatura griega I a IV y Literatura latina I a IV, incluidos en el plan de estudios, detectaron que era necesario equilibrar sus contenidos; por lo tanto, se reunieron en múltiples ocasiones para revisarlos y actualizarlos.
  3. Por otra parte, los profesores de las asignaturas de Historia de Grecia e Historia de Roma decidieron hacer una revisión exhaustiva de los programas, con el fin de actualizarlos y homogeneizarlos, sin afectar con ello la libertad de cátedra y la pluralidad de enfoques.
  4. Los programas de las asignaturas del Área de Apoyo a la Docencia y a la Investigación tales como Técnicas de investigación en filología clásica I y II, Didáctica de las etimologías y las lenguas clásicas I y II y Seminario de investigación y tesis I y II, evidenciaron en la práctica serias deficiencias e incongruencias temáticas, por lo cual los profesores del área se reunieron para discutir y actualizar los contenidos de cada programa.
  5. En lo que se refiere al examen intermedio, si bien su aplicación ha generado una serie de discusiones entre la comunidad del Colegio de Letras Clásicas, en cuanto a su estructuración y evaluación, dichas discusiones han dado como resultado, por una parte, el Reglamento interno para la elaboración, aplicación y evaluación del examen intermedio de lengua, diseñado por consenso de los profesores de lengua, en atención a la sugerencia establecida en el documento básico del propio plan de estudios y, por otra, una mínima modificación en la redacción del párrafo del mismo documento básico con el fin de evitar ambigüedades. El párrafo de la página 88 del Documento Básico del Plan de Estudios 1996 dice a la letra:

Presentar y aprobar, como examen final del cuarto semestre, un examen global, elaborado conjuntamente por los profesores del área de lengua, de Griego y de Latín, que sirva para comprobar que el alumno domina los conocimientos del primer nivel y puede pasar al segundo; en caso de reprobación el alumno no podrá inscribirse a las asignaturas subsecuentes de Griego y Latín.

 

La propuesta fue:

 

Presentar y aprobar al final del cuarto semestre, además del semestral, un examen elaborado conjuntamente por los profesores del área de lengua, Griego o Latín, respectivamente, que sirva para comprobar que el alumno domina los conocimientos del primer nivel y puede pasar al segundo; en caso de reprobación el alumno no podrá inscribirse a las asignaturas subsecuentes de Griego y Latín.

 

  1. Aun cuando las asignaturas optativas del plan de estudios vigente resultaban adecuadas, esto se pudo mejorar con la incorporación de nuevas asignaturas optativas de amplia denominación que, por un lado, han permitido a los profesores dar a conocer sus investigaciones más novedosas a los alumnos y, por otro, han facilitado la incorporación de profesores invitados. Las asignaturas optativas que se propuso incorporar son:

 

Temas selectos de cultura griega

Temas selectos de cultura latina

Temas selectos de filología clásica

Temas selectos de tradición clásica

Temas selectos del pensamiento griego

Temas selectos del pensamiento latino

Mitología grecorromana I

Mitología grecorromana II

Religión griega

Religión romana

 

De esta manera, y tras el análisis de 2002 y el Diagnóstico de 2004, la estructura curricular del Plan 96 se modificó en cuanto a las asignaturas optativas, de manera que se eliminó la división en niveles de conocimiento y se incorporaron nuevas asignaturas de elección que los alumnos pueden inscribir preferentemente a partir de su tercer semestre. Las asignaturas optativas, cuarenta y ocho en total, que a la fecha forman parte de la malla curricular de nuestro Plan 96 son:

Arte griego

Arte romano

Instituciones jurídico-políticas griegas

Instituciones jurídico-políticas romanas

La vida cotidiana en Grecia

La vida cotidiana en Roma

Mito y religión griegos

Mito y religión romanos

Didáctica de la literatura

Historia de la filosofía griega (Presocráticos a Platón)

Historia de la filosofía griega (Aristóteles y el helenismo)

La civilización bizantina

La cultura en la Nueva España

La educación en la antigüedad

Curso monográfico de filosofía antigua

Curso monográfico de historiografía griega

Curso monográfico de historiografía romana

Curso monográfico de poesía griega

Curso monográfico de poesía latina

Curso monográfico de prosistas griegos

Curso monográfico de prosistas latinos

Curso monográfico de retórica y oratoria griegas

Curso monográfico de retórica y oratoria latinas

Curso monográfico de teatro griego

Curso monográfico de teatro latino

Historia de la filosofía en Roma

La tradición clásica en la literatura mexicana

La tradición clásica en la literatura universal (Edad Media y Renacimiento)

La tradición clásica en la literatura universal (Renacimiento a nuestros días)

Literatura neolatina mexicana

Neolatín

Seminario de literatura comparada

Teoría de la traducción aplicada al texto griego

Teoría de la traducción aplicada al texto latino

Literatura latina medieval I

Literatura latina medieval II

Paleografía latina I

Paleografía latina II

Temas selectos de cultura griega

Temas selectos de cultura latina

Temas selectos de filología clásica

Temas selectos de tradición clásica

Temas selectos del pensamiento griego

Temas selectos del pensamiento latino

Mitología grecorromana I

Mitología grecorromana II

Religión griega

Religión romana

 

En octubre de 2007, los Comités Interinstitucionales para la Evaluación de la Educación Superior (CIEES) realizaron una primera evaluación externa del plan de estudios: si bien la licenciatura en Letras Clásicas obtuvo el nivel 1 de certificación, se realizaron algunas observaciones con miras a fortalecer el desarrollo académico de los alumnos. A fin de atender esas recomendaciones, en enero de 2009, se inició el proceso para llevar a cabo la segunda revisión interna del plan de estudios.[4]

En mayo de 2011, se constituyó una nueva Comisión Revisora del plan de estudios, integrada por el Comité Académico Asesor,[5] las profesoras que habían sido coordinadoras del Colegio desde la aprobación del plan de estudios[6] y la responsable de la Jefatura de Planes y Programas de Estudio.[7] Durante varias sesiones, de mayo a agosto, esta Comisión revisó el Mapa Curricular, la Concepción Disciplinaria y la Descripción de la Carrera.

El 1º de agosto de 2011, se presentaron, ante la comunidad de profesores del Colegio, los avances del trabajo de esta Comisión, la cual, básicamente, proponía la modificación de la malla curricular y la seriación rigurosa entre asignaturas antecedentes y subsecuentes y, a partir de la detección de algunos problemas, señaló algunos problemas y posibles medidas para solventarlos.

Los trabajos de esta Comisión Revisora se vieron interrumpidos cuando, en 2012, el Consejo para la Acreditación de Programas Educativos en Humanidades (COAPEHUM) evaluó los programas educativos pertenecientes a la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM.

Durante ese proceso, se llevó a cabo una autoevaluación del programa educativo y en ella se consideró que el plan de estudios seguía siendo un instrumento adecuado para el proceso de formación de los alumnos que ingresan a esta carrera. Entre sus fortalezas, se encuentran las siguientes:

  1. El mapa curricular es claro y las áreas de conocimiento (Lengua: griega y latina; Literatura: griega y latina; Historia y cultura, y Apoyo a la docencia y a la investigación), los niveles de formación y la secuencia temporal en que deben cursarse las asignaturas están bien definidos; sin embargo, es necesario incorporar al plan de estudios el perfil de ingreso, que muestre tanto la situación real de los alumnos de nuevo ingreso, como las cualidades deseables en ellos.
  2. La seriación de las asignaturas de lengua griega y latina favorece que los alumnos puedan dominar los temas de cada curso antes de avanzar a los que tienen un nivel de mayor complejidad.
  3. El examen intermedio que se aplica a los alumnos que han aprobado el curso de griego y latín del cuarto semestre ha fortalecido la enseñanza de las lenguas, especialmente en el nivel básico (semestres 1º al 4º), pues se ha logrado que se cumpla el contenido de los programas, pero hay que procurar que se logre lo mismo en el nivel complementario y en las otras asignaturas obligatorias.
  4. Las asignaturas optativas dan una amplia posibilidad de elección a los alumnos; no obstante, es evidente que algunas asignaturas optativas (como Mitología grecorromana, Instituciones jurídicas y políticas e Historia de la filosofía) son básicas para que los alumnos adquieran los conocimientos y habilidades propios de un egresado de Letras Clásicas.
  5. La organización del plan de estudios permite el desarrollo del pensamiento crítico, la reflexión sobre las cuestiones fundamentales del ámbito humanístico y el aprendizaje de técnicas y recursos necesarios en la investigación filológica; sin embargo, es necesario dar un mayor énfasis a las técnicas de enseñanza-aprendizaje basadas en las tecnologías de la información, de manera que esos nuevos recursos tecnológicos sirvan para facilitar a los alumnos el acceso a los conocimientos básicos de la licenciatura en Letras Clásicas.

El COAPEHUM recomendó realizar el proceso de modificación curricular, y considerar para ello las necesidades detectadas a partir de la última evaluación del plan de estudios. Las recomendaciones específicas hechas por esa instancia evaluadora, en relación con el plan de estudios, son las siguientes:

  1. Convertir algunas asignaturas optativas en obligatorias a fin de reforzar el marco teórico-metodológico del plan de estudios.
  2. Orientar las materias de didáctica más hacia la práctica docente.
  3. Revisar los programas de las asignaturas a fin de incorporar, en la medida de lo posible, nuevas tecnologías de información y comunicación.
  4. Explicitar las estrategias puntuales para la evaluación del plan de estudios, de manera que el “programa de evaluación permanente” (valoración diagnóstica, intermedia, del impacto de la comprensión del idioma extranjero, de la eficiencia media y terminal, de la congruencia externa del plan de estudios) sea operativo y periódico.[8]

Los trabajos de revisión del plan de estudios se reanudaron tras el proceso de acreditación: en enero de 2014, se conformó una nueva Comisión Revisora del plan de estudios, compuesta por los profesores y 24 alumnos integrantes del nuevo Comité Académico Asesor del Colegio,[9] los ex-coordinadores[10] y, nuevamente, la Jefa de Planes y Programas de Estudio de la Facultad de Filosofía y Letras.

Esta Comisión realizó los trabajos académicos pertinentes para llevar a cabo la modificación del plan de estudios: consulta a los profesores, análisis de trayectorias escolares, encuesta a los alumnos, reuniones académicas por campos de conocimiento para revisar y modificar los programas de las asignaturas, hasta conformar la versión que fue presentada a los profesores y a los estudiantes en abril de 2017. Los detalles de este proceso se encuentran en el apartado de metodología.

——————————————————————————————————————————————————-

[1] Cf. Revista de la Facultad de Filosofía y Letras, Tomo XI, No 22, abril-junio de 1946, p. 309.

[2] Cf. Apartado III, numeral 19.

[3] Dicha evaluación se aplicó con un enfoque heurístico para evaluar el curriculum de la licenciatura y todos los elementos del Plan de Estudios, mediante la organización de grupos focales, en los que participaron alumnos y profesores, la aplicación de entrevistas, encuestas y observaciones in situ, además de un estudio detallado de los contenidos programáticos de asignaturas obligatorias y optativas. En la metodología, también se contó con la aplicación de encuestas, aplicadas a egresados de nuestra licenciatura.

[4] Véase informe final de CIEES, archivo de la Coordinación del Colegio de Letras Clásicas.

[5] Mtro. José David Becerra Islas (Coordinador), Sandra Lourdes Torres Martínez (Secretaria Técnica); Mtra. María Laura Espinoza Gutiérrez, Dr. David García Pérez, Dr. Arturo Ramírez Trejo, Dr. Gerardo Ramírez Vidal, Dr. Raúl Torres Martínez y Mtra. María Patricia Villaseñor Cuspinera (profesores); Gerardo Alberto Franco Granados, Laura Denisse Montes de Oca (alumnos).

[6] Dra. Carolina Ponce Hernández, Dra. María de Lourdes Rojas Álvarez y Lic. María de Lourdes Santiago Martínez.

[7] Lic. Alejandra Lafuente Alarcón.

[8] Véase Informe COAPEHUM del proceso de acreditación de la Licenciatura en: Letras Clásicas, archivo de la Coordinación del Colegio de Letras Clásicas.

[9] Profesores: Mtra. María Patricia Villaseñor Cuspinera (Coordinadora), Lic. Sandra Lourdes Torres Martínez (Secretaria Técnica); Dra. María Leticia López Serratos, Dra. María de Lourdes Rojas Álvarez, Mtro. Ernesto Gabriel Sánchez Barragán y Mtra. María de Lourdes Santiago Martínez. Alumnos: Óscar César Garibay Ramos, José Manuel González Montiel y Carolina Romero Velázquez.

[10] Mtro. José David Becerra Islas y Dra. Carolina Ponce Hernández.