Logotipo del colegio

I. Icono

Elementos que engloban la licenciatura:

  • Homero a la izquierda, la cultura griega
  • Virgilio a la derecha, la cultura latina
  • La posición: Jano que ve pasado y futuro
  • Trazo al estilo del logo de la FFyL

II. Tipografía

  • Serifa (clasicismo, tradición, academia, legibilidad)
  • Altura “elongada” (elevación, elegancia)

III. Paleta de color

a) Paja/Sepia

-Pasado                               -Serenidad                              -Sencillez

-Rusticidad                         -Madera, tierra                      -Naturalidad

-Recogimiento                    -Cuero, lana                           -Humildad

b) Café/Sepia

-Robustez                             -Solidez                                   -Intensidad

-Tradición                            -Fuerza                                    -Civilización

-Serenidad                           -Tueste                                     -Antigüedad

IV. Justificación

En esta propuesta de logotipo para el Colegio de Letras Clásicas se encuentran muchos elementos que engloban la licenciatura. Del lado izquierdo se encuentra Homero, del lado derecho está Virgilio y ambos miran hacia enfrente haciendo una alusión de la figura de Jano y a las siluetas de las monedas antiguas.

Homero, como es sabido, fue un gran rapsoda que forjó dos grandes obras cuna de toda la cultura occidental, en sus obras se engloban la mitología, las guerras, el comportamiento de los antiguos, inclusive hay quienes consinderan a Homero como el primer historiador y geógrafo. Los poemas de Homero son la cumbre de todo estudioso de las Letras Clásicas pues nos muestra un reflejo de la forma de vida de los antiguos, su pensamiento, creencias, comportamientos, leyes civiles y morales, etc. Los autores posteriores a Homero retomaban su dialéctica en sus escritos pues para los griegos siempre fungió como referencia desde los poetas hasta los filósofos en todas épocas. Y es por eso que su presencia en la nueva imagen del Colegio de Letras Clásicas, a nuestro juicio, a nuestro juicio, es necesaria e importante. Por otro lado, Virgilio es quien con su magna obra La Eneida, hizo un puente entre los griegos y los romanos. En esa obra se encuentra la fusión perfecta de ambas culturas. Dio realce a la cultura romana y los estableció incluso como predecesores de los griegos, comentó el gran sentido religioso que tenían los romanos e incluso mencionó la razón por la que hablaban latín. Cabe destacar que T. S. Eliot menciona que el autor clásico por excelencia es Virgilio y que fue la base de las literaturas occidentales. Las dos figuras fueron el gran auge de la literatura y por ende, modelos que marcaron la trayectoria de las dos culturas. Así, la unión de los perfiles hace alusión a Jano, dios que está delante del calendario romano y que al ser bicéfalo se le considera un dios que ve hacia el pasado y al futuro. Es precisamente ese el elemento que queremos rescatar, los modernos al voltear su mirada a los antiguos y los antiguos como punto de partida para los modernos: pasado y futuro se unen en este logotipo. Además Homero al tener barba y Virgilio al ser imberbe implican un lazo entre lo antiguo como es la madurez y lo nuevo que es la juventud, lo que hace alusión a la transmisión y tradición de lo clásico.

En cuanto al diseño, la tipografía hace referencia al tipo de letras que se encuentran en la mayoría de las inscripciones de los edificios griegos y romanos, puesto que las fuentes serifa provienen de la época en que las letras se tallaban en bloques de piedra, donde era muy complicado que los bordes quedasen rectos y por ese motivo se introdujeron unos remates en los extremos llamados como los que tiene la tipografía elegida. El trazo se hizo a imitación del logo de la Facultad de Filosofía y Letras para que haya cierta homogeneidad al colocarse juntos. Finalmente los colores hacen referencia al pasado, a la vida de la Antigüedad, y a los materiales que se usaban en las épocas que fueron la cuna de la civilización: la piedra, la madera, el cuero, la lana…

En conclusión, este logotipo es idóneo para ser la imagen del Colegio de Letras porque en él se engloban letras, historia, filosofía, religión, geografía, ciencias y demás disciplinas presentes en las obras de estos grandes personajes así como el presente, pasado y futuro.

[Descarga PDF]